Polenta con espárragos, guisantes y menta

Polenta con espárragos, guisantes y menta

La polenta mantecosa sirve de lecho suave y sabroso para los espárragos y los guisantes en este plato principal verde y rico en verduras.

Las chalotas salteadas añaden dulzura, mientras que la menta fresca da brillo a una comida satisfactoria pero ligera. Puedes sustituir la menta por cualquier hierba suave o utilizar una combinación para conseguir un sabor más complejo. Y, si tienes poco tiempo, la polenta instantánea también puede sustituir a la normal. Sólo tienes que seguir las instrucciones del paquete para cocinarla.

 

Print

Polenta con espárragos, guisantes y menta

  • Author: kikoloko
  • Total Time: 1 hora
  • Yield: 4 1x

Ingredients

Scale

INGREDIENTES

  • 1 ½ tazas de polenta, harina de maíz de grano grueso o sémola de maíz (ver Consejo)
  • 1 cucharadita de sal fina marina o de mesa, más la necesaria
  • De 4 a 6 cucharadas de mantequilla sin sal
  • ¼ de taza de parmesano rallado, o más al gusto, más parmesano rallado para servir
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, más lo necesario
  • 2 chalotas grandes o 4 pequeñas (o 1 cebolla roja pequeña), cortadas en rodajas finas
  • 3 dientes de ajo cortados en rodajas finas
  • 2 cucharadas de vermut seco o vino blanco
  • 2 libras de espárragos, recortados y cortados en trozos de 1 pulgada
  • 1 ½ tazas de guisantes congelados o frescos (no es necesario descongelar primero los guisantes congelados)
  • taza de caldo de verduras o de pollo
  • ½ taza de hojas de menta arrancadas, o utiliza perejil, cilantro o una combinación de cualquier hierba suave
  • Pimienta negra recién molida

Instructions

Si cocinas la polenta en la estufa: En una olla mediana a fuego alto, combina 4 1/2 tazas de agua, la polenta y 1 cucharadita de sal. Deja que hierva a fuego lento, removiendo con frecuencia, hasta que espese, de 30 a 40 minutos, dependiendo de lo fina que esté la polenta (la polenta molida gruesa tarda más).

Como alternativa, cocina la polenta en el horno: Calienta el horno a 350 grados. En un horno holandés mediano o en otra olla apta para el horno y a fuego alto, lleva a ebullición 4 1/2 tazas de agua, la polenta y 1 cucharadita de sal. Reduce el fuego a medio, removiendo constantemente hasta que la mezcla empiece a espesar ligeramente, de 3 a 5 minutos. Tapa la olla y pásala al horno. Hornea durante 20 minutos, y luego remueve la mezcla. Si parece seca, añade otra 1/2 taza de agua. Vuelve a tapar la olla y sigue horneando de 20 a 30 minutos más.

Cuando la polenta esté espesa y cremosa, añade de 2 a 4 de las cucharadas de mantequilla (según lo mantecosa que te guste) y el parmesano. Prueba y añade más parmesano y sal, si es necesario.

Mientras se cocina la polenta, prepara las verduras: En una sartén grande, calienta el aceite a fuego medio.

Añade las chalotas y saltéalas hasta que estén tiernas y doradas, de 4 a 6 minutos.

Añade el ajo y cocina uno o dos minutos más, hasta que esté fragante y ligeramente dorado en algunos puntos.

Añade el vermut y cocina hasta que se evapore el alcohol, unos 2 ó 3 minutos.

Añade los espárragos y los guisantes y cocina hasta que las verduras estén brillantes, de 2 a 3 minutos. Añade el caldo, las 2 cucharadas de mantequilla restantes y una pizca grande de sal, y ponlo a fuego lento. Cocina hasta que las verduras estén tiernas y la salsa se espese ligeramente, de 2 a 8 minutos (los espárragos más gruesos tardarán más en ablandarse). Prueba y añade más sal, si es necesario.

Para servir, pon una cuchara de polenta en cuencos, cubre con las verduras y su salsa, y echa mucha pimienta fresca. Termina con parmesano rallado.

Notes

Si utilizas polenta instantánea, cocínala según las instrucciones del paquete y comienza en el paso 3.

Previous Post
Una comida matutina pide que te quedes despierto hasta tarde

Polenta con parmesano y huevos fritos en aceite de oliva

Related Posts